Blogia
DIÁLOGOS POSTMODERNOS

Clásicos del cine mexicano

Clásicos del cine mexicano

Por Omar May González

Hablar de clásicos es hablar de obras cumbres en distintas áreas artísticas o literarias que con el paso del tiempo, debido a su estética, temática, etc., permanecen en el recuerdo de las personas y se convierten, asimismo, en referencia obligada en pláticas o controversias. Así tenemos obras clásicas de la literatura, música, escultura, historia, etc.

En nuestro siglo XX, surgió al que se le ha dado por llamarse el séptimo arte: el cine. Y es que, efectivamente, a diferencia de otros adelantos del presente siglo como la televisión, la cinematografía conjuga como nadie las bellas artes como la literatura (argumento y guión cinematográfico), danza, música (ambientación), pintura (fotografía), escultura y arquitectura (escenografía), además de la visión artística del director, la imagen estética y la capacidad actoral de los personas que participan en su desarrollo, además de mostrar la cultura de las distintas sociedades del mundo, siendo éste último uno de los aspectos más valorados por los distintos críticos de este arte. 

En este número de Diálogos Postmodernos en que se ha tenido el buen tino de dedicar el presente número a Los Clásicos, he decidido centrarme en el tema de los clásicos del cine mexicano. Muy a menudo, en distintas revistas, bibliografía y programas de televisión se ha tocado el tema de los clásicos de la cinematografía mexicana, analizando principalmente las películas más sobresalientes, los actores más destacados y otros aspectos más.

En esta ocasión no haré un análisis profundo de las obras cinematográficas. Me puse a pensar cómo hacer este artículo sin parecer un erudito o caer en la pedantería de comportarme como un experto en el cine mexicano. He llegado a la conclusión de que la mejor manera de hacer efectivo este escrito es que el lector participe de ella. ¿Cómo se va a lograr esto? Pues me voy a dedicar a nombrar a las películas que en mi opinión merezcan estar -en los distintos rubros que he creado-, y el lector tomará nota de ello y le invito a que vea las películas y diga si coincide o no con lo que planteo. Demos inicio.

 

Los clásicos del cine mexicano:

-Los Olvidados. Obra cumbre del cine mexicano del director español Luis Buñuel en el que se muestra de forma cruda a las clases pobres (paupérrimas) del México de los 50’s, cuando el gobierno mexicano pretendía dar la imagen al mundo de una sociedad pujante. Además, esta película fue toda una creación en su época porque rompía con la visión idealizada de los pobres en películas sentimentales como Nosotros los pobres de Ismael Rodríguez.              

-Ahí está el detalle. Cinta que catapultó a la cima de la popularidad a Mario Moreno, Cantinflas. De humor irónico y de palabras entrecruzadas que incluso acuñó una nueva palabra en el idioma español: cantinflear. La escena del juicio a Cantinflas es simplemente inolvidable.

-Sexo, Pudor y Lágrimas. Gran comedia urbana y clasemediera. Historia bien distribuida en seis personajes perfectamente asumidos por los actores. Polémica y taquillera en su momento. Un clásico en la actualidad que refleja el modo de vida de las relaciones sentimentales de las parejas clasemedieras modernas.

-Y tu Mamá También. La mejor película de todos los tiempos para muchos. Para otros, un insulto a los oídos y a la vista. Esta cinta mexicana maneja un lenguaje irreverente y poco convencional. Como sea, nadie se quedó sin ver esta historia de dos jóvenes que en un viaje a una playa imaginaria ponen a prueba el verdadero valor de la amistad. Lanzamiento mundial de García Bernal y Diego Luna.

-La Perla. Cinta poco conocida de Emilio “el Indio” Fernández, pero que logra un retrato muy real de la vida indígena en el país, sin caer en las tonaditas chocantes. Llena de amor y belleza en su fotografía. Con un desenlace trágico, pero realista en cuanto a la situación de los indígenas y la opresión de la civilización.

 

Los rostros clásicos del cine mexicano:

-Dolores del Río. El rostro mexicano más bello y perdurable de todos los que han pasado en las pantallas mexicanas. ¿Quién puede negar que hasta su muerte conservó una belleza innegable? Clásica morena mestiza mexicana, a pesar de ser de rancio abolengo.

-Miroslava. Fría y lejana, pero sin duda el rostro más perfecto y bello que el cine mundial ha fotografiado. Eterno también, porque gracias a su suicidio no se pudo conocer el paso del tiempo en ella (y no me lo quiero imaginar). Es mejor recordarla así, eterna, simplemente poseedora de una rutilante belleza.

-Salma Hayek. Sé que habrá detractores respecto a ella, pero nadie puede negar que es el rostro mexicano más conocido en el medio artístico. Belleza morena, que sin embargo, no ha alcanzado la obra cumbre que la perpetúe como algo más que una cara bonita.

-María Félix. Aunque no es de mi agrado, no se puede negar que tuvo una belleza arrogante, que aunque a veces pasó a segundo plano por su personalidad, también engalanó el cine de México y Francia.

            -Elsa Aguirre. Indudablemente su capacidad histriónica es limitada. No lo discuto. Pero qué hubiese sido del cine si no hubiese conocido a Elsa Aguirre. Como muestra, sólo basta verla en la actualidad para corroborar que su belleza es perpetua.

 

Los galanes clásicos del cine mexicano:

            -Pedro Infante. El clásico charro parrandero, macho y jugador, pero que por extrañas magias del destino, siempre encantaba a las mujeres. Y este fenómeno se vive aún en la actualidad: muchas chicas todavía gritan por él.

            -Pedro Armendáriz. Era el galán de carácter, elegante, inteligente y de armas tomar. Sin embargo, son muy pocas los que recuerdan su personalidad, salvo la gente de su edad.

            -Mario Moreno “Cantinflas”. Él fue el antigalán. Siempre caracterizó a personajes chuscos, fodongos e ignorantes, pero con un gran corazón y sensibilidad, que mantenía enamoradas a sus parejas cinematográficas.

            -Mauricio Garcés. ‘Arroz’ fue su grito de batalla. Actor de personajes chuscos y hasta algo feminoides, pero que se convirtió con el paso de los años en la imagen del mujeriego citadino.

            -Demián Bichir. Él es el galán de la actualidad. Y aunque a muchos no nos agrade, sus continuas intervenciones –casi en todas las películas sale- lo hace referencia obligada entre los actores mexicanos.

 

Las actrices clásicas del cine mexicano:

            -Marga López. Los mexicanos tenemos el síndrome de Marga López en la sangre porque nos gusta sufrir y hacer drama, como dijo Germán Dehesa alguna vez. Nadie puede negar sin embargo su capacidad histriónica sin igual. Si tienen alguna duda vean Salón México, La tercera palabra, Hasta el viento tiene miedo, Soledad o Los tres García.

            -María Rojo. Excelente actriz de hoy en día. Intérprete de todo tipo de papeles que ha llamado la atención del mundo, al grado de que el mismo Almodóvar quiso trabajar con ella. Incluso Hollywood le rinde homenajes. Sus obras: Rojo Amanecer, Danzón y El Callejón de los Milagros.

-Stella Inda. Actriz prácticamente desconocida por las nuevas generaciones. Poseedora de una belleza muy indígena que alcanzó niveles interpretativos altísimos en las escasas películas que participó: Los Olvidados y El rebozo de Soledad.

 

Los actores clásicos del cine mexicano.

-Ignacio López Tarso. Inclasificable personaje cinematográfico, que casi nunca obtuvo personajes estelares. Sin embargo, era marco imprescindible para estrellas del momento. Gran actor, que igualmente trasciende en la pantalla chica. Lo podemos ver en Macario, El hombre de papel, La vida inútil de Pito Pérez, etc.

-Arturo de Córdova. Actor que interpretó papeles complejos, caóticos y algo paranoicos. Sin embargo su tono de voz y acento argentino marcó un hito en la historia del cine nacional. ‘No tiene la menor importancia’ es su frase célebre. Sus obras: Él, Cuando levanta la niebla, El rebozo de Soledad, El hombre que llegó a ser invisible, Despedida de soltera, etc.

-Pedro Armendáriz. Este sí logró ser más que un galán de chicas. Cumplió cabalmente su profesión de actor, al grado de trascender fronteras y hacerse fuerte en el cine norteamericano y europeo. Se puede apreciar su calidad en La Perla, Distinto Amanecer, Los hermanos Hierro, El Rebozo de Soledad, Enamorada, etc.

 

Los directores clásicos del cine mexicano:

            -Emilio Fernández. Él logró retratar la vistosidad de la sociedad indígena y rural de México. Criticado por el oficialismo patente en sus obras, no se niega la capacidad de haber armado un equipo extraordinario con el fotógrafo Gabriel Figueroa y los actores Pedro Armendáriz, Dolores del Río y María Félix. Algunas de sus creaciones son: Enamorada, La Perla, María Candelaria, Las abandonadas, Bugambilia, Flor Silvestre, La Malquerida, etc.

            -Luis Buñuel. Español que en México alcanzó el cenit de su creación cinematográfica. Surrealista hasta las cachas, tuvo el tino de hacer películas oníricas, confusas y sexualmente entremezcladas con la tragedia y el drama. Con Silvia Pinal logró sus mejores obras. Ejemplos de su mundo cinematográfico: Viridiana, El Ángel Exterminador, Los Olvidados, Ensayo de un Crimen, Él, Nazarín, etc.

            -Roberto Gavaldón. Fue un director que logró retratar en forma real la vida citadina de los mexicanos. Trabajó con grandes estrellas, y aunque no se le recuerde tan fervientemente como a los anteriores, podemos comprobar su calidad en películas como: La otra, En la palma de tu mano, El rebozo de Soledad, La Diosa Arrodillada, Macario, El Gallo de Oro, etc.

 

Los fiascos del cine mexicano:

            -Lola La Trailera. Por favor, quién puede creer que Rosa Gloria Chagoyán se podría convertir en una heroína al estilo Bruce Willis. Ni hablar.

            -El Crimen del Padre Amaro. El hecho de haber sido nominada al Oscar, no impide decir que sea un churro. Con toda esa campaña de censura por tocar temas antirreligiosos (ya pasados de moda, por cierto), hizo que tuviera un récord de taquilla. Sin embargo, la decepción llegaba al momento de ver la película. ¡Qué flojera da tan sólo escribir de ella!

            -Sin ton ni Sonia. Sólo por mencionar una de las nuevas producciones de la actualidad. De esos directores que pretenden hacer experimentos intelectuales con los impuestos de los mexicanos, sin ponerse a pensar que el cine es una industria y que hay que hacerla crecer, no plasmar sus fumadas mentales.

 

Los clásicos del cine político mexicano.

            -Distinto Amanecer. Cine político por excelencia, lleno de tramas sindicalistas y gubernamentales, cuyo trasfondo es el amor de los protagonistas: una fichera interpretada por Andrea Palma y el reportero por Pedro Armendáriz. Primer y raro intento de cine politico durante la Época de Oro del cine en México. Recomendable en extremo.

            -Rojo Amanecer. Cinta que inaugura el tan mentado Nuevo Cine Mexicano. Enlatado durante un buen tiempo y con bajo presupuesto, retrata crudamente y sin tapujos la represión estudiantil en el 68 y reivindicó a los creadores mexicanos que durante años no acertaban ni una.

            -La Ley de Herodes. Cuenta la historia de un presidente municipal en una región perdida del país que, abanderado por la Constitución de México y el PRI, pretende instaurar la legalidad. No obstante, al enfrentarse a la corrupción, a los malos manejos administrativos y a la realidad dictatorial del PRI, le entra al juego y se convierte en uno más del juego político mexicano.

            -Canoa. Cinta que cuenta la historia de un grupo de estudiantes que viajan a Puebla y en una población donde pasan la noche, sufren un linchamiento a manos de los habitantes de la comunidad. Historia regular que sólo tiene el mérito de ser como una especie de documental que nos enfrenta al fanatismo religioso que aún se vive en ciertas partes del país.

 

Creo que con las cintas antes mencionadas, el lector se  puede dar una idea de lo que la producción cinematográfica del país ha logrado. Es cierto que no hay muchas cintas que deben estar, pero bueno, la intención es entretener y no aburrir con una larga lista.

Estoy seguro que los creadores de cine en el país seguirán trabajando y darán mucho de que hablar. Por el momento, es todo.

(Omar May González)

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

2 comentarios

Priscila, reyna del desierto -

Omar ya deja de escribir cosas que no traen dinero a la casa, tu niño tiene hambre como la pelicula de "Los olvidados" asi que ya haste responsable si no quieres que mi papa venga por ti

fernando cab pérez -

Interesante texto de Omar May. Considero que aquellos que son cinéfilos deben explorar un poco más sobre el cine mexicano, en especial su época dorada y no concentrarse solo en cine hollywoodense ni en la que se hace actualmente. Anímense, encontrarán muchas cosas interesantes.
Solo no coincido con May González en ciertos comentarios El cine, como toda creación humana, está abierta también a los terrenos para la experimentación, es saludable y enriquece esta disciplina artística. Bienvenida sea la vanguardia. Eso si, Omar es un algo conservador en este sentido.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres