Blogia
DIÁLOGOS POSTMODERNOS

Adios 2008

Adios 2008

10 meses bastaron para terminar la Teoría Psicoanalitica de las Neurosis de Otto Fenichel; casualmente en fecha 27 de Noviembre, exactamente 10 meses después de empezar a leerlo, y no fuera la fecha tan relevante sino fuera porque fue el primer día de los primeros 300 de no verla.

 

         Más allá de la referencia casi obsesiva de esa experiencia amorosa, el acabar de leer las 655 páginas de esa obra me es sumamente gratificante, puesto que ha sido un gran acompañante durante este año de refinamiento en la oscuridad, en donde por cierto, hoy en día mi vida mental es más interesante que mi vida objetal. El psicoanálisis se convirtió en el sentido de esta parte de mi vida, aunque no su fin, y entender las precisiones teóricas y su aplicación en mi propio proceso ha sido enriquecedor, frustrante, amenazante, causante de miedo y a la vez alentador.

 

         Durante estos 10 meses en que pude leer esta obra, también pude leer 6 libros más, de los cuales uno solo hace referencia al psicoanálisis, otro es la gran obra de García Márquez, y uno más que me hace recordar mi ser artístico, descubriendo el gran talento de Joaquín Sabina. Todas las páginas devoradas me han alimentado mi avidez de ensoñación, creyendo poder escribir tanto como aquellos que admiro al repasar sus líneas que escribieron mucho tiempo atrás.

 

         Más neurótico que antes soy a pesar del psicoanálisis y su teoría, ya no hablo, ya no reclamo, ya no me reafirmo, y aún así, vivo. Por eso escribo, en las últimas páginas, Fenichel escribió si acaso el psicoanálisis acaba con la creatividad del artista debido a la pérdida de las sublimaciones, él no descarta esta posibilidad, pero también realza el hecho de que el análisis acaba con las represiones que coartan la creación; yo, por lo vivido digo que se cambian los sentidos, el sentido que se le da a las cosas, y el impacto que sobre uno mismo tienen.

 

         Cuando acabé de leer, lo primero que se me ocurrió es escribir y aunque no gritar a los 4 vientos, sí hacerle saber a mis amigos lo que de mis sentidos he aprovechado. Como siempre les reitero las gracias dejándoles saber mis más preciados afectos.

 

 

Ericel Vázquez – Oaxaca, México.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

1 comentario

Centri-fuga -

Vaya manera psíquica de terminar el año mi estimado Ericel.

Feliz año postmodernos.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres