Blogia
DIÁLOGOS POSTMODERNOS

Discografías Vol. II

 Track 1.

 

Lo último que pude pensar es lo que provocaría al tomar prestado el reproductor de mp3 de mi hijo… Se volvió fan de Aleks Syntek.

 

¡Chale! Y yo que ya lo hacía por los inciertos caminos de la exploración musical, pero que le vamos a hacer, yo también tuve 10 años y me gustaban los discos de Leo Dan de mi papá.

 

Pero (y ahí viene lo bueno) me dio tiempo de ponerme a escuchar parte de la discografía de este inusual personaje de la música pop mexicana y sacar algunas ideas para esta columna, que como ven se fue de vacaciones.

 

Track 2.

 syntek 20 por ti.

Todavía recuerdo el año 1989, yo estaba en la secundaria, y Raúl Alejandro Escajadillo Peña, si, el gordito de “Chiquilladas” se lanzaba en medio de la turbulencia de la invasión adolescente de los 90 con un disco… curioso, es decir lo menos. Yo no lo sabía pero el cuate este ya había compuesto para Timiriche (ooohhh) y ahora, al lado de Michel Rojkind y León Chiprut. Armaba el concepto este de “La gente normal” los ’80 terminaba y el futuro se adivinaba incierto.

 

Debemos recordar también que ese año (89) vio nacer a figuras que serían llamadas a ser las más importantes de la década siguiente: Alejandra Guzmán, Gloria Trevi, Thalía (oooosssh, osea, eseososiseasea). Y en consecuencia sus discografías.

 

Una canción necesitó Syntek: “una pequeña parte de ti” la baladita pegó, se trepó al top 20, y luego vino un breve silencio y 1993 llegó “más fuerte de lo que pensaba” su disco más sonado en sus primeros 10 años. Este es un ejemplo claro de muchas discografías, para muchos intrascendentes, en el periodo 1989-1999 con 4 discos se ubicó en un discreto segundo plano. Innovando (lo que parece fácil debido a que nuestra industria musical gusta de trabajar con fórmulas probadas), creciendo y viéndose alternativo (lo cual también es una paradoja porque estaba en el mismo plano que muchos artistas plásticos).

Llegó 1999 y “Sexo, pudor y lágrimas” la película de Antonio Serrano, y el soundtrack de Aleks Syntek lo cambió todo. Se volvió el artista del año en México y de repente se le vio en todos lados (por cierto en Puebla se hablaba mucho de él, gracias a Adal Ramones, que para entonces era el showman del momento) y (otra de esas cosas increíbles) tuvo el OST mexicano más vendido de la historia.

 

Syntek ha permanecido congruente con su propuesta, en 2001 salió el automático para la gente “De noche en la ciudad” fiel a su estilo electro-pop, Syntek ha participado en soundtracks, ha hecho algunas versiones de éxitos del pasado sin echarlos a perder, no le dice que no a los duetos y se ha desarrollado artísticamente de forma muy decente. Alguien me dijo por ahí “oír el primer verso de un corte suyo es oír toda la canción” pero… curiosamente oír un disco suyo no es oír toda su discografía, siempre tiene un as bajo la manga y tras 20 años de carrera aún es capaz de sorprender. “Mundo Lite” es muy bueno y “Lección de vuelo” es imprescindible. (Tanto que a mi hijo le gustan muchos de sus cortes, ¡ah! Y trae los éxitos de Aleks Sintek en su mp3).

 

Track 3

 

Café Tacvba también cumplen 20 años como grupo…

cafe%20tacuba%201 por ti.

Todavía recuerdo 1989 aunque el primer disco formal de los satelucos estos vio la luz en 1992. Eran los tempranos noventa. Si, el rock alternativo y las habas, pero en México no hubo una escena alternativa, por lo menos en el rock no la hubo, porque no existía un mainstream rockero, lo más próximo a eso era Caifanes, y honestamente no se le veía cara de rock, rock, rock.

 

Por otro lado la escena comercial se saturó con Maná y Botellita de Jerez que ya le habían vendido su alma al diablo apareciendo hasta en la portada de la revista  “Eres” (o  te haces pendejo”, dijera el botello Armando Vega Gil). Todo lo demás venía de Argentina y España. Y grupos como Coda, La Cuca, La Maldita (otros que tuvieron su portada en Eres), Tijuana No y etcéteras que los rockanrolearon ad-alratito, incluyendo a los Tacvbos (jiiiijoles, también aparecieron en la Eres, ni hablar) pues tuvieron sus destellos en las radios locales. Eso si, con canciones escogiditas. De sus discos no se hablaba. Tanto que sólo en los spots de las campañas del gobierno de cuando en cuando sonaba un cachito de una que otra rola, las afortunadas.

Café Tacvba sacó a la luz su disco homónimo en 1992. Cosa interesante colar cinco números en los primeros 40 de las listas pop en México (con todo lo arbitrarias e irregulares que son) “Las batallas”, “Las persianas”, “Rarotonga”, “Maria”, “La chica banda” nunca más un disco de ellos lo ha vuelto a hacer, pero hay que verle que ninguno de estos cinco llegó a ser número 1, vaya ni siquiera llegaron al top 10.

 

Su segundo disco “RE” es (a la fecha) uno de los discos mejor logrados de la historia de la música mexicana. Un disco conceptual hasta en el concepto gráfico. Todavía les importaba “el que dirán” y cosa curiosa, ya sabían que la chica fresa de la escuela católica los oía, igual el chavo banda, igual los intelectualitos de la secu y hasta los papás (¡ah! Recuerdo cuando el mío los vio en el programa nocturno del infumable Ricardo Rocha. Salió como chiflido a comprar  “Re”). Así que se arriesgaron a incluir muchas ideas en el álbum, incluyendo “la ingrata”, su primer número 1 y aquel himno gay  “el baile y el salón”.

re pequeño por ti.

 

Luego vino “Avalancha de éxitos” un presunto homenaje a la música popular mexicana, dejando para la posteridad el numero inmortal del maese Jaime López “Chilanga Banda” (por cierto hace unas semana le vide –al maese López- con los Mexicanto en Canal 11, sigue por el buen rumbo aunque dos rolas no más no me latieron).

 

Regresando a los tacvbos. En 1999 sacaron su “álbum blanco” el disco “REVES/YOSOY” disco doble, para los fanáticos fue una revelación, para el público en general una enorme decepción. Sin embargo ya habían llegado al punto en el que podían hacer lo que se les pegara la gana. De ahí 2 recopilaciones, el unplugged (grabado en 1995, durante la gira de “RE”) “cuatro caminos” (que los volvió a meter a la radio), colaboraciones en soundtracks, discos individuales y “Sino” su disco más reciente, bueno a secas.

 

Los Tacvbos exhiben algo de lo que carecen muchos grupos de rock: eclecticismo y honestidad. La Banda de Ruben Albarrán (para no ponerle la interminable lista de alias que tiene) Meme del Real, José Rangel y Enrique Rangel, más los que se suman. Aparentan no tener miedo de lo que pueda suceder en su propuesta, por eso su discografía es tan rica. Ojo, pero también es la razón por lo que es difícil oírla toda. Hay discos que pueden gustar y otros que se hacen pesados.

 

Ahora planean una gira de celebración por sus 20 años y seguro habrá disco que registre tal acontecimiento, así que nos queda sólo esperar.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres