Blogia
DIÁLOGOS POSTMODERNOS

Un demo de alta fidelidad…

Un demo de alta fidelidad…

"¿Qué apareció primero: la música o las penas? ¿Acaso escuchaba yo música pop porque era infeliz o era infeliz porque escuchaba música pop?". Con esta aguda reflexión da el primer golpe Rob Gordon, protagonista de "Alta Fidelidad" (High Fidelity, 2000), película basada en la novela británica de Nick Hornby. Con ella también hago mi formal aparición como colaborador invitado a este blog.

 

Directa, honesta, explosiva. Así es "Alta fidelidad". El filme del director Stephen Frears (Hero, Mary Reilly) nos retrata muy bien la condición humana de un melómano. La película -que se ha ganado un lugar en mi conteo personal- muestra la vida de Rob Gordon (John Cusack), un "perdedor" que valúa la importancia de sus relaciones personales a través de un Top Cinco. La vida que lleva comparando todo con música y evadiendo el compromiso, hace que su novia Laura (Iben Hjejle) lo abandone alegando que no tiene ambición y que es inmaduro. Es en este momento en que Rob hace una recapitulación de su vida con base en un hilarante Top Cinco al que da un título exagerado: "La lista suprema e indiscutible de las cinco rupturas más memorables de toda mi vida (en orden cronológico)". Con esa idea en la mente, Rob mantiene (en toda la trama) una conversación directa con el espectador cara a cara, además de mostrar que es explosivo en sus emociones y que no tiene ningún tapujo.

 

Cabe mencionar que también es dueño de una tienda de discos de vinilo llamada "Championship Vinile" donde trabaja con Barry (Jack Black) y Dick (Todd Louiso), empleados aún más adictos y obsesivos con la música. La interacción que muestran los tres es simplemente genial; sus diálogos son una daga (como bien diría una amiga). Asimismo, Gordon y sus trabajadores -al no tener muchas ventas- se dedican a hacer tops de canciones para todo: un funeral, un lunes por la mañana, lados B, one hit wonders, etc., situación que nos hace identificarnos aún más con el protagonista y sus obsesiones.

 

Ante todo, Rob Gordon es un hombre que conquista a través de compilados musicales; neurótico que puede pasar las noches de fin de semana acomodando en orden autobiográfico sus cientos de discos; parte de la genialidad de este filme se encuentra en sus diálogos llenos de arte, conocimientos y expresiones cotidianas, así como el juego entre la metáfora de la vida y la música, como el momento en que se nos muestra el punto más álgido de la decadencia del protagonista y una clienta pregunta: "¿Tienes soul?"; él responde "depende".

 

Mencionaré que Barry y Dick son los ingredientes que complementan la vida del protagonista. Una vez que Rob va desenmarañando los misterios del por qué siempre ha sido rechazado, nos damos cuenta de que la música es la que guía siempre a los personajesy da la pauta para crear atmósferas específicas.

La película cuenta con las actuaciones de John Cusack, Jack Black, Todd Louiso, Iben Hjejle (quien hace su presentación en el cine americano), Catherine Zeta-Jones, Lisa Bonet, Tim Robbins, Joan Cusack, Joelle Carter y Lily Taylor, que sin duda hacen un gran equipo gracias a la dirección del director Stephen Frears, quien se caracteriza por su visión crítica de la sociedad en general.

 

"Una comedia acerca del miedo al compromiso, odio al trabajo, enamoramiento y otras favoritas del pop", se lee en su eslogan, pero la historia va más allá del romance, el drama o la comedia: bajo los aportes personales de la música, nos muestra nuestras propias obsesiones y miedos; la necesidad de ser acompañados siempre por una melodía que nos recuerde o nos haga olvidar una situación y esa obsesión por hacer entrar a alguien en un top, como valorando su legado. 

 

Se antoja simplemente maravillosa en su género. Indispensable sobre todo para aquellos amantes de la música y de las comedias inteligentes. En resumen: nos muestra cómo las biografías van indiscutiblemente unidas a un soundtrack.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

13 comentarios

Eduardo Huchín -

Gabbi: ...pero en la versión de Banda Toro, "La noche en que Chicago se murió".

Gabbi -

Alf regresó! Y en forma de fichas...

Es veldá, yo también espero en algún momento poder salir corriendo, feliz, con los brazos en alto cantando bien fuerte "We are the champions" o poder cantar y bailar obscenamente "The night Chicago died".

Eduardo Huchin -

Por cierto, me cae que yo también soy Gordon, pero Gordon Shongüey.

Eduardo -

La única escena que espero ahora en mi vida es salir a la calle con los brazos en alto mientras "We are the champions" suena en mi cabeza.

Fernando Cab Pérez -

Acepto la propuesta tocayo, hay me la rolas para que la vea.
Igual ya sabes, cuando quieras intercambiamos películas.

saul arias -

hey rafa!! q wen comentario... creo q ya tengo un colaborador para Chirospace jejeje... excelente!! sigue asi.. esperemos ver mas comentarios como este.... simplemente soberbio!!!

LALIS -

mira nada más me vine a encontrar un comentario parecido a lo que yo pienso de esta peli que además de todo es de mis preferidas, no pensé que hubiera gente que supiera apreciar el arte en las comedias románticas :D además no es Cusack el hombre más lindo de la tierra?????

Gabbi -

Soy Rob Gordon, me cae. Compartimos muchas cosas en común: ambos hacemos compilados, a todo le ponemos música, hacemos neuróticos tops sin sentido, le apostamos a lo que tenga menores probabilidades de pasar y nos enamoramos de quienes menos deberíamos. Pero qué diablos!!!! De eso se trata la vida...

Por cierto, esta película (y su respectivo libro) la recomiendo ampliamente y hasta acoso gente para que la vea; tal vez no sea la gran realización de todos los tiempos, ni la más inteligente y chistosa, pero sí me conecta con una parte personal muy importante.

Por cierto, las escenas relacionadas con los compilados son geniales, es más, hasta da las reglas para un buen compilado musical. Los tops que hacen y la imaginación de Rob al estilo Muppets y Kevin Arnold son otro pex.

Altamente recomendable!!!

PD. Para no perder la costumbre... véanla, véanla

Fernando G. -

Camus, me has hecho querer volver a verla, describes muy bien las sensaciones que puede llegar a provocar. creo el post quedó muy bien en estas fechas. Bienvenido.

Fernando G. -

Yo te la presto tocayo. de hecho creo que es necesario que la veas Jeje. saludos.

Camus -

Esperemos así sea con el público, Fernando. Eso es, el impulso de ir a verla, vale cada centavo invertido. Espero no quedes defraudado. Saludos.

Gabbi: Gracias por la bienvenida. Ya habrán más cosas para mostrar. Saludos.

Gabbi -

Mi estimado JFCab: la película es del 2000.

Camus: Bienvenido a Diálogos, gracias por el post, ya dejaré más comentarios acerca de esta película ;)

Mordidas!

Fernando Cab Pérez -

La primera reacción al terminar de leer esta breve crítica es salir corriendo al videoclub más cercano (con la esperanza de encontrarla).
Además, John Cusack ha demostrado cosas interesantes como actor.
Duda: ¿De qué año es la película?
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres